Cabeza

Raul Soldi - Cabeza (209) - oleo - 26 x 21 cm - 1975

RAÚL SOLDI "Cabeza"
Oleo - 26 x21 cm - 1975

Consultar por este Cuadro

Otras Obras del Artista

Raul Soldi - Cabeza (209) - oleo - 26 x 21 cm - 1975 Más información

RAÚL SOLDI
"Cabeza"
Oleo
26 x21 cm
1975

Soldi, Raúl | Bio

Raúl Soldi (Buenos Aires, 1905-1994) fue un artista plástico argentino de reconocida trayectoria internacional.

Inició sus estudios de arte en la Academia Nacional de Bellas Artes de Argentina.

En el año 1921 viajó a Europa: vivió en Alemania hasta 1923, año en que se transladó a Italia, ingresando en la Real Academia de Brera (Milán) donde permaneció hasta el año 1932. En Italia se relaciona con un grupo de artistas de vanguardia. En 1933 regresa a Argentina y es becado por la Comisión Nacional de Cultura y recorre Estados Unidos, donde trabaja como escenógrafo en Hollywood.

Desde 1930 presenta obras en el Salón Nacional de Cultura, y en diversos salones provinciales, en la Exposición Internacional de París (1937), en Nueva York (1941-1943) y, tras el reconocimiento logrado, a partir de 1934 comienzan sus muestras individuales.

Los temas que trató son variados: paisajes, retratos, temas relativos al teatro y al circo, naturalezas muertas, etc. Ilustró también libros de poesía.

Sus obras figuran en muchos museos, entre ellos, el de Arte Moderno de Nueva York y los de Florencia y Milán.

En el año 1953 comienza a pintar los famosos frescos de la Iglesia de Santa Ana, de Glew (provincia de Buenos Aires, Argentina). Esta tarea la completaría tras 23 veranos de trabajo.

En 1966 realizó la decoración de la Cúpula del Teatro Colón de Buenos Aires, cuya técnica es la tela pintada al óleo y luego al muro.

En 1968 viaja a Israel, donde pinta en la Basílica de la Anunciación de Nezardt, un mural inspirado en el milagro de la Virgen de Luján.

El Museo del Vaticano en Roma incorpora en 1987 una obra suya titulada “La Virgen y el Niño”: con esta última suman dos los cuadros de Soldi que posee la Santa Sede, la anterior se titula “Santa Ana y la Virgen Niña”.

A partir de ese último año hasta la fecha de su fallecimiento, realizó varias exposiciones, la más destacada en el Museo de Arte Decorativo. La Galería de Arte Moderno de Milán incorpora a su colección un autorretrato.

En 1989, creó el mosaico Camerata Bariloche, para el Museo del Parque de Portofino, Italia.

Participó en 1993, un año antes de su fallecimiento, de una gran muestra que se realizó en el Salón Nacional de Exposiciones (llamado también Palais de Glace). Expuso allí parte de su obra, convocando a millares de visitantes que disfrutaron de obras del pintor.

Diseño y Programación Paulo Lucia