Cotorrita de la suerte

Cotorrita de la suerte

Pastor, Sigfredo "Cotorrita de la suerte"
Acrilico - 50 x 70 cm - 1975

Consultar por este Cuadro

Otras Obras del Artista

Hilario Almeida-baila Más información

Pastor, Sigfredo
"Hilario Almeida-baila"


Vendedor de pavos Más información

Pastor, Sigfredo
"Vendedor de pavos"
Acrilico
23 x 35 cm
1978

Turco vend, de varatijas Más información

Pastor, Sigfredo
"Turco vendedor de baratijas"
Tempera
13 x 24 cm
1978

Vendedor de globos Más información

Pastor, Sigfredo
"Vendedor de globos"
Acrilico
45 x 56 cm
1980

Cotorrita de la suerte Más información

Pastor, Sigfredo
"Cotorrita de la suerte"
Acrilico
50 x 70 cm
1975

Tango de antes Más información

Pastor, Sigfredo
"Tango de antes"
Acrilico
31 x 50 cm
1975

Pastor, Sigfredo | Bio

Pastor Sigfredo (1912-1994) Nació en Bragado, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Pintor, dibujante y grabador. Frecuento los talleres de los artistas de La Boca, entre ellos Spilimbergo, Rodolfo Franco, Facio Hebecquer y Riganelli.

En 1937 realizó una exposición en el Salon de otoño, luego dedicó su tiempo a las Artes gráficas. Realizó exposiciones en la Galería Peuser, Witcomb, Van Riel, Arthea, Atlantida, Suipacha, L´atelier de Acasusso, Ross y Krass de rosario. Sigfredo Pastor, antes que artista, hombre de Buenos Aires hasta la más recóndita fibra de sus entrañas; afincado por cuore en una temática pictórica de honda consistencia porteña y tanguera, traza en sus cuadros un universo que es reflejo fiel del espíritu de nuestra música popular.

En ellos afirma el vigor del baile entrelazado, formando o fundiendo a la pareja casi en una sola figura, en cumplimiento de una apostura maleva de honda plasticidad escultórica que, por su vibrante acción, parece empeñada en fijarse de manera indefinida en el tiempo.

Muestra, con recia expresión y barroca filigrana, todo lo que nuestra música popular ciudadana ostenta como viril y bravía.

Ese impulso erótico, de feroz contextura, se asienta en el valor y el coraje de ignoradas pero ciertas epopeyas con duelos a cuchillo cuyo pretérito y nunca olvidado escenario fue el arrabal.

A los aledaños, muerta la vida en libertad del campo, arribó al exiliado gauchaje cansado y casi vencido.

Diseño y Programación Paulo Lucia