Germain

Germein copiar

Spilimbergo, L. E "Germain"
Tinta - 32x24 cm - 1933

Consultar por este Cuadro

Otras Obras del Artista

Paisaje de San Juan - Spilimbergo Más información

Spilimbergo, L. E
"Paisaje de San Juan"


Spilimbergo - Paisaje - Pastel sobre papel - 22 x 28 cm - 1960- Más información

Spilimbergo, L. E
"Paisaje"
Pastel sobre papel
22x28 cm
1960

La amasadora - Pastel - 57 x 80cm - 1960 Más información

Spilimbergo, L. E
"La amasadora"
Pastel
57 x 80 cm
1960

Germein copiar Más información

Spilimbergo, L. E
"Germain"
Tinta
32x24 cm
1933

Spilimbergo, L. E | Bio

Lino Enea Spilimbergo (Buenos Aires, 12 de agosto de 1896 – Unquillo, Córdoba, 16 de marzo de 1964) pintor y grabador es considerado uno de los grandes maestros del arte argentino.

Nació en la ciudad de Buenos Aires el 12 de agosto de 1896, pasó sus primeros años en el barrio de Palermo.

A partir de 1910 comienza a trabajar para mantenerse, fue cadete y telefonista, en 1912 ingresa a la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos, puesto que mantendrá paralelamente con su trabajo como artista hasta 1924, este trabajo en el correo era considerado como esclavizante en extremo por el artista.

En 1917 se recibe de profesor nacional de Dibujo de la Academia Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, entre sus profesores se encuentran artistas de la talla de Pío Collivadino, Ernesto de la Cárcova y Carlos Pablo Ripamonte.

En 1917 egresa como profesor Nacional de Dibujo. Desde 1920, aún dentro de su etapa formativo envió algunas de sus obras al Salón Nacional de Bellas Artes, recibiendo el primer premio al grabado por sus aguafuertes Elementos de Trabajo e Invierno. En 1925 envió al mismo salón un grupo de óleos los cuales recibieron el Premio Único al Mejor Conjunto, con este premio recibió una suma que le permitió concretar un viaje de estudio a Europa.
Es así que en el mismo 1925 viaja a Europa, en Italia estudia a los clásicos, artistas del 1300 1400, y puso atención especial a los frescos, que luego trabajara en el muralismo. En Italia adquirió cierta influencia renacentista: Planteos austeros y sobrios con una solidez casi arquitectónica que llega a plasmar en sus grabados, dibujos y, especialmente, pinturas.
Entre 1926 y 1928 sigue los cursos en la Académie de la Grande Chaumière por las mañanas y concurre por las tardes al taller de André Lhote en París, maestro exigente, se empapa de la escuela poscubista y recibe influencia de Paul Cézanne. De tal modo, L.E. Spilimbergo logra una muy personal síntesis de diversos estilos, en especial de lo clásico y lo moderno; al postimpresionismo de su primer período dominado por escenas costumbristas y paisajísticas pasa luego a un estudio cada vez más acentuado de la figura humana.
En 1928 retorna a su país. En ciertos momentos se dedica a una temática social en cuyas obras las figuras son sólidas, monumentales, evocando la estética del mural incluso en el papel o en el lienzo. Por otra parte en el grabado efectuó síntesis lineales. También lo surreal y lo metafórico se encuentra en su acervo plástico.
En 1933 junto al mexicano David Alfaro Siqueiros y los argentinos Antonio Berni y Lozano concreta el mural Ejercicio plástico. En 1946 junto a Berni, Juan Carlos Castagnino, Manuel Colmeiro Guimarás y Demetrio Urruchúa es uno de los realizadores de los murales que exornan la cúpula de las Galerías Pacífico (ciudad de Buenos Aires).

La docencia también fue parte de la labor artística de L. E. Spilimbergo: Al fin de los años treinta, fue docente en el Instituto Argentino de Artes Gráficas. Tuvo varios discípulos destacados: Enrique Sobisch (1929-1989), Medardo Pantoja (1906-1976),Luis Lusnich (1911-1995), Eolo Pons (1914-), Leopoldo Presas (1915-2009) y Ana Sacerdote (1925-). En 1948 organizó y pasó a ser director del Taller de Pintura del Instituto Superior de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán, donde trabajó entre otros con Eugenio Hirsch.1 Se jubiló del cargo de director en 1952, no sin artes haber formado a la Escuela de Muralistas Tucumanos.

Tras su jubilación prosiguió con intensidad su trabajo artístico, participando en diversas exposiciones nacionales e internacionales (Bienal de Venecia, Bienal de São Paulo, Exposición de Pintura Argentina en Nueva York,Helsinki, México, Pekín) y se radicó en Unquillo, pequeña ciudad de las Sierras de Córdoba (Argentina), donde falleció doce años después, el 16 de marzo de 1964.

 

Diseño y Programación Paulo Lucia